Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA
Desde las 18:00 horas del lunes 2 de noviembre ha comenzado a emitir el Canal del Ateneo de Córdoba en Youtube

CAC36 CANAL ATENEO DE CÓRDOBA.
Desde aquí haremos llegar las actividades que se realicen en el Ateneo
así como los actos, representaciones teatrales, recitales de poesía y conferencias de nuestra hemeroteca.
El canal está disponible en este enlace

Actividades ya disponibles en el canal:
Presentación del Canal por parte de Antonio Varo Baena, Presidente del Ateneo de Córdoba
"Foro Jaime Loring de debate y conocimiento”, conferencia del ateneísta Rafael Jiménez, “AREAS DE MONTAÑA Y DESPOBLACIÓN”.
Lectura poética del ateneísta Antonio Flores Herrera.
Entrevista realizada a la ateneísta de honor Carmen Galán Soldevilla
Recital de poesía: Participan Balbina Prior, Ángela Mallén, y Joanna Mojón.
"Los Miércoles del Ateneo": Entrevista de Elena Cobos a la poeta y ateneísta Pilar Sanabria
"La visita", obra de teatro de Antonio Varo Baena
Entrega de las Fiambreras de Plata 2017
"Entrega de la Medalla de Oro de Córdoba a Pablo García Baena (1986)"
Entrevista a Antonio Perea, fundador y Presidente de honor del Ateneo de Córdoba
Paco del Cid canta una canción de Carlos Cano

CONVOCADOS LOS PREMIOS LITERARIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA
VIII Premio de Relato Rafael Mir.
XXXVI Premio de Poesía Juan Bernier.

Fallo de las Fiambreras de Plata 2019, relación de homenajeados aquí.

¡Ayúdanos! Solicita artículos no redactados

Vátslav Nizhinski

De Ateneo de Córdoba
(Redirigido desde «Vaslav Nijinsky»)
Saltar a: navegación, buscar

Vaslav Fomich Nijinsky (ruso: Вацлав Фомич Нижинский; Kiev, 12 de marzo de 1890 - Londres, 8 de abril de 1950) fue un bailarín de ballet y coreógrafo ruso de origen polaco.

Nijinsky fue uno de los más dotados bailarines en la historia, y se hizo célebre por su virtuosismo y por la profundidad e intensidad de sus caracterizaciones. Podía realizar el en pointe, una rara habilidad entre los bailarines de su tiempo (Albright, 2004) y su habilidad para realizar saltos que evidentemente desafiaban la gravedad fue también legendaria.

Primeros años y obra

Nació en Kiev en una familia de bailarines polacos rusificada; pese a su pobre conocimiento del polaco, se consideraba a sí mismo un polaco. En 1900 se unió a la Escuela del Ballet Imperial, donde estudió con Enrico Cecchetti, Nicholas Legat y Pável Gerdt. A los 18 años tenía papeles principales en el Teatro Mariinski.

Un momento decisivo para Nijinsky fue su encuentro con Sergéi Diágilev, un miembro de la élite de San Petersburgo e importante patrón de las artes, que promovía el arte visual y musical de Rusia en el extranjero, particularmente en París. Nijinsky y Diágilev se hicieron amantes, y Diágilev comenzó a involucarse en dirigir la carrera de Nijinsky. En 1909 Diágilev llevó una compañía a París, con Nijinsky y Anna Pávlova en los papeles estelares. El espectáculo tuvo gran éxito e incrementó las reputaciones de los papeles estelares como de Diágilev en los círculos artísticos de Europa. Diágilev creó Les Ballets Russes en sus inicios, y con el coreógrafo Michel Fokine, hizo una de las compañías más conocidas de su tiempo.

El talento de Nijinsky se mostró en trabajos de Fokine como “Le Pavillon d'Armide” (música de Nikolái Cherepnín), “Cleopatra” (música de Antón Arenski y otros compositores rusos) y un divertissement “La Fiesta”. Su ejecución de un pas de deux en “La Bella Durmiente del Bosque” de (Chaikovski) tuvo un éxito inmenso; en 1910 brilló en “Giselle”, y los ballets de Fokine “El Carnaval” y “Scheherazade” (basado en la suite orquestal de Rimski-Kórsakov). Su pareja con Tamara Karsavina, también en el Teatro Mariinski, fue legendaria.

Entonces Nijinsky regresó al Teatro Mariinski, pero pronto fue despedido como resultado de un escándalo y se hizo miembro regular del grupo de Diágilev, cuyos proyectos se centraban alrededor de él. Tuvo papeles principales en las nuevas producciones de Fokine “El espectro de la rosa” de Weber y “Petrushka” de Ígor Stravinsky.

Con el apoyo de Diágilev, Nijinsky comenzó a trabajar como coreógrafo, influenciado por las eurrítmicos de Emile Jaques-Dalcroze, creando tres ballets, L'après-midi d'un faune (La siesta del fauno, con música de Claude Debussy) (1912), Jeux (1913), Till Eulenspiegel (1916) y Le Sacre du Printemps (La consagración de la primavera, con música de Ígor Stravinsky (1913). Nijinsky creó movimientos revolucionarios en sus espectáculos, alejándose de los movimientos fluidos tradicionales del ballet entonces dominante. Sus movimientos angulares radicales combinados con matices cargadamente sexuales causaron un escándalo en el Théâtre des Champs-Elysées cuando se estrenó Le Sacre du Printemps en París. Se "masturbó" con el pañuelo de las ninfas en La siesta del fauno (Albright, 2004).

Matrimonio, decadencia y muerte

Vaslav Nijinsky -1909.JPG

En 1913 los Ballets Russes hicieron una gira a Sudamérica, y debido a su temor por los viajes oceánicos Diágilev no lo acompañó. Sin la supervisión de su mentor, Nijinsky comenzó una relación con Romola de Pulszky (Pulszky Romola), una condesa húngara. Basados en las memorias de su hermana Bronislava Nijinska, generalmente es sabido que Romola dejó sus maneras para atrapar en matrimonio a Nijinsky. Ardiente admiradora de Nijinsky, asumió el ballet y usó sus contactos familiares para acercase a él. A pesar de sus esfuerzos para atraerlo, Nijinsky parecía inconsciente de su presencia. Finalmente Romola reservó un pasaje para el viaje en el barco en que Nijinsky iba a viajar, y entabló una amistad con él. Hay numerosas especulaciones acerca de la verdadera razón para que surgiera el matrimonio, la más popular es que Nijinsky vio el título de Romola y supuso una riqueza para escapar de la represión de Diágilev. Romola ha sido entonces vilipendiada como la mujer que forzó a Nijinsky a abandonar su arte por un pago de cabaret, sus maneras pragmáticas y plebeyas a menudo sacudían su naturaleza artística. Esto contribuyó ampliamente a que cayese en la locura. En su diario, Nijinsky famosamente dijo de Romola "Mi mujer es una estrella que no palpita ..." Se casaron en Buenos Aires: cuando la compañía regresó a Europa, Diágilev, en un rapto de celos, los despidió a ambos. Nijinsky trató de crear su propia compañía, pero su contrato crucial de Londres falló debido a problemas administrativos.

Durante la Primera Guerra Mundial Nijinsky, ciudadano ruso, fue internado en Hungría. Diágilev logró sacar a Nijinsky gracias a la intervención de Alfonso XIII y su Oficina pro cautivos, dando después una gira por Norteamérica en 1916, durante la que coreografió y danzó en el papel principal en Till Eulenspiegel. Signos de su esquizofrenia comenzaron a ser evidentes para los miembros de la compañía. Tenía miedo de los otros bailarines y que una trampilla quedase abierta.

Nijinsky tuvo una crisis nerviosa en 1919 y su carrera llegó efectivamente a su fin. Se le diagnosticó esquizofrenia y fue llevado a Suiza por su esposa para ser tratado por el psiquiatra Eugene Bleuler. Pasó el resto de su vida en hospitales psiquiátricos y asilos. También escribió entonces un diario en dos partes. Murió en una clínica de Londres el 8 de abril de 1950 y fue enterrado en Londres hasta que en 1953 su cuerpo fue trasladado al Cementerio de Montmartre, París, Francia al lado de las tumbas de Gaetano Vestris, Théophile Gautier y Emma Livry.

Figura en la cultura popular

Nijinsky es mencionado en la canción de Groucho Marx «Lydia the Tattooed Lady»; también es nombrado en la canción «Prospettiva Nevski», de Franco Battiato.

Nijinsky es mencionado en el poema de W. H. Auden «September 1, 1939».

En la película La escafandra y la mariposa (Le Scaphandre et le Papillon, 2007, de Julian Schnabel) se rememora la historia del hospital en el que estuvo en rehabilitación Jean-Dominique Bauby y se habla del paso de Nijinsky en ese lugar: «...dicen que aquí Nijinsky hizo su famoso salto de tres metros por el aire... nadie aquí salta por el aire ya...».

Presumiblemente, el famoso caballo de carreras, Nizhinski II, fue llamado así por él.

Nijinsky es mencionado en el «Interludio» del libro Trópico de Capricornio, de Henry Miller: «Si no hubiera habido música, habría acabado en el manicomio como Nijinsky (fue por aquella época más o menos cuando descubrieron que Nijinsky estaba loco). Lo habían descubierto regalando su dinero a los pobres... ¡lo que siempre es mala señal!». También en Un domingo después de la guerra: «¡Con cuánta frecuencia he pensado en Nijinski, que fue despertado de su trance de un modo tan desconsiderado! ¿Qué pensara él de este mundo al que deliberadamente volvió la espalda para evitar volverse loco como el resto de nosotros? ¿Suponéis que se siente agradecido a sus engañosos benefactores? ¿Permanecerá él despierto y se ajustará en su sueño, como hacemos nosotros, o preferirá cerrar los ojos otra vez y gozar solamente de lo que él sabe es genuino y bello?».

En su novela más conocida, Lolita, Nabokov lo describe como «todo músculos y hojas de higuera».

En el artículo «Louis, enormísimo cronopio», Julio Cortázar dice de él: «"en este teatro donde una vez el grandísimo cronopio Nijinsky descubrió que en el aire hay columpios secretos y escaleras que llevan a la alegría"».

El presente artículo aporta material procedente de una entrada de Wikipedia, publicada en castellano bajo la licencia Creative Commons-Atribución-Compartir Igual 3.0 (CC-BY-SA) o la licencia GFDL.