Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

Lunes, 21 de octubre, 19:30 horas. Conferencia "La sexualidad vista por un etólogo", presentado por Antonio León Villaverde. Sede del Ateneo.

Fallo del XXXV Premio de Poesía Juan Bernier.

Fallo del VII Premio de Relato Rafael Mir.

Fallo de las Fiambreras de Plata 2019, relación de homenajeados aquí.


¡Ayúdanos! Amplía artículos

Dolores Jiménez Alcántara "Niña de la Puebla"

De Ateneo de Córdoba
(Redirigido desde «Niña de la Puebla»)
Saltar a: navegación, buscar
Nina de la Puebla 2.JPG

La cantaora Dolores Jiménez Alcántara, de nombre artístico Niña de la Puebla, nació en La Puebla de Cazalla (Sevilla), el 28 de julio de 1908 y falleció en Málaga el 14 de junio de 1999. Hija de un barbero aficionado al cante. Fue una de las grandes cantaoras de flamenco y de la copla española.

Un colirio mal compuesto le hizo perder para siempre la vista a los tres días de nacer. Vivió de niña en Madrid y después en Morón de la Frontera. Con ocho años empezó a recibir enseñanza especial y musical. A los 20 años, acompañada de su guitarra, actuó en un festival en Morón de la Frontera (Sevilla), donde actuó por primera vez en público, ganando seguidamente dos concursos de cante, uno en Marchena y otro en Osuna. Debutó en Sevilla, en el Salón Olimpia en 1931, y al año siguiente lo hizo en Madrid, en el Cine Variedades actuando también en el Salón Olimpia madrileño. Según sus propias declaraciones decidió dedicarse al cante profesional cuando oyó cantar al Niño de Marchena.

Estuvo casada con otro notable cantaor, Luquitas de Marchena. De este matrimonio nacieron otros dos conocidos artistas del folclore andaluz: Adelfa Soto y Pepe Soto.

Entre sus primeras grabaciones discográficas figura su versión de los Campanilleros que le proporcionó una popularidad verdaderamente inusitada, por lo que en algunos pueblos y ciudades a donde iba a cantar la recibían con bandas de música. Su debut en los teatros madrileños, tuvo lugar en el Teatro Fuencarral, junto a El Carbonerillo y Corruco de Algeciras, en 1932. En 1933, realizó su primera película, Madre Alegría. Este mismo año presentó en público a Juanito Valderrama.

Su gran triunfo llegó antes de la Guerra Civil Española, pero fue después cuando la Niña de la Puebla llevó a cabo una actividad artística casi frenética, en gira continua por toda España hasta los años setenta, presentando cada año un espectáculo distinto: Ópera flamenca (1947), Pasan las coplas (1947), El sentir de la copla (1950), Toros y cante (1951), Noche de coplas (1953), Así canta Andalucía (1954), Herencia de arte (1955), Noche flamenca (1963), Fantasía flamenca (1970)...

A lo largo de su carrera profesional trabajó con figuras legendarias del arte flamenco: Manolo Sanlúcar, El Cojo de Huelva, Pepe Marchena, Manuel Vallejo, José Cepero, Juanito Valderrama, La Niña de Antequera, Pepe Pinto, El Sevillano, Rafael Farina, El Carbonerillo, Corruco de Algeciras, José Menese o Camarón de la Isla. En 1987, se retiró de las tablas tras actuar en la Cumbre Flamenca que se celebró en Madrid. Pero reapareció en los escenarios en 1995 y ya no los dejó hasta que la muerte la sorprendió cuatro años después. Su último espectáculo tuvo que terminarlo antes de tiempo por encontrarse mal.

Una semana después de su fallecimiento iba a recibir la Medalla de Oro al Mérito de las Bellas Artes. Uno de sus hijos manifestó cuál era el mayor deseo de su madre: ser recordada por la colombiana “Serranía del Brasil”, que cantaba junto a su marido. Siempre será recordada por el sabor popular que supo imprimir a todas sus interpretaciones, en especial en su versión de “Los Campanilleros”, más ligera y popular que la de Manuel Torre.

La Niña de la Puebla destacó –aparte sus Campanilleros- en fandangos y malagueñas. Una cantaora de ritmo y compás, y en sus discos hay cantes por soleá, seguiriyas, villancicos, tarantas, granaínas, etcétera. Formó parte de las más importantes compañías de espectáculos flamencos. Residió durante muchos años en Málaga, ciudad en la que murió a causa de una hemorragia cerebral.

Fuente

Galería