Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

Fallo del XXXV Premio de Poesía Juan Bernier.

Fallo de las Fiambreras de Plata 2019, relación de homenajeados aquí.


¡Ayúdanos! Inserta tus fotos

Mary Astor

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
MaryAstor.jpg

Mary Astor (Quincy, Illinois 3 de mayo de 1906 - Malibú, California 25 de septiembre de 1987) fue una actriz de cine norteamericana.

Primeros años

Nacida como Lucile Vasconcellos Langhanke, era hija de un inmigrante alemán y de una norteamericana de origen portugués. Fue educada en casa y aprendió a tocar el piano gracias a las lecciones de su padre. En 1919 se presentó a un concurso de belleza y quedó entre las finalistas.

Al año siguiente se presentó a un nuevo certamen. Su padre, viendo las posibilidades de triunfar de su hija, decidió trasladar a toda la familia hasta Nueva York para poder potenciar así la carrera de su hija. Lucille firmó un contrato con la Paramount y cambió su nombre por el de Mary Astor.

Debutó con un pequeño papel en la película muda Sentimental Tommy (1921). Su primer papel importante fue en John Smith (1922) tras la cual la familia se trasladó a Hollywood. Firmó un nuevo contrato con la Paramount que le garantizaba un sueldo de 500 dólares a la semana.

El célebre actor John Barrymore vio una fotografía de Astor y quiso que la joven trabajara en su nueva película, El árbitro de la elegancia (Beau Brummel, 1924). La película, uno de los clásicos indiscutibles del cine mudo norteamericano, lanzó a Mary Astor a la fama. Sirvió también para que la actriz y Barrymore iniciaran una sonada relación sentimental. Trabajó de nuevo junto al actor en otra película legendaria: Don Juan (1926, Alan Crosland), donde se hicieron los primeros ensayos serios del cine en color.

Cine sonoro

La llegada del cine sonoro provocó un parón en la carrera de la actriz. Los estudios consideraron que su voz era demasiado profunda para la pantalla y dejaron de ofrecerle papeles. Mary decidió tomar clases de canto y de entrenamiento de voz. Su carrera se encarriló de nuevo a partir de 1930 cuando protagonizó Ladies Love Brutes junto al actor Frederich March.

Su vida se vio envuelta en el escándalo a raíz de su divorcio de su segundo esposo, Franklyn Thorpe. Thorpe acusó a la actriz de haberle sido infiel con el escritor y dramaturgo George S. Kaufman y aportó como prueba el diario personal de la actriz. El juez encargado del caso decidió que el diario formaba parte de la vida personal de Mary Astor y ordenó su destrucción sin permitir que se hiciera público su contenido.

La carrera de la actriz no se vio afectada por este escándalo y siguió protagonizando películas de éxito como El prisionero de Zenda (The Prisoner of Zenda, 1937, John Cromwell), junto a Ronald Colman o Huracán sobre la isla (The Hurricane, 1937, John Ford).

Tal vez el papel más conocido de Mary Astor sea el de Brigid O'Shaunessy en la película de John Huston El halcón maltés (The Maltese Falcon, 1941). En este film, la actriz se vio inmortalizada en su papel de mujer aparentemente desprotegida gracias a su sensible actuación y a la vulnerabilidad que transmite ante la cámara. Otro papel destacado en su carrera fue en el film La gran mentira (The Great Lie, 1941, Edmund Goulding) que le valió el premio Óscar a la mejor actriz de reparto.

Tras este reconocimiento, y algún título más de éxito como Sobre el Pacífico (Across the Pacific, 1942, John Huston, su carrera comienza a centrarse mas en papeles secundarios: Así llegan títulos tan famosos como Cita en San Louis (Meet Me In St. Louis, 1944, Vincente Minnelli) en la que hace de madre de Judy Garland, Act of Violence (1948, Fred Zinneman), junto a Van Heflin o Mujercitas (Little Women, 1949, Mervyn LeRoy), donde es la abnegada madre de las cuatro hermanas.

Aunque no se retiró completamente del cine, en la década de los años 50 su carrera se dirigió más hacia el teatro. Así, su papel más relevante en esta década en la pantalla es en una comedia poco distinguida de Blake Edwards: La pícara edad, estrenada en 1958. En 1961 intervino en la película Regreso a Peyton Place (Return to Peyton Place). Su última intervención para la gran pantalla fue en 1964 en la estupenda cinta de terror psicológico Canción de cuna para un cadáver de Robert Aldrich junto a Bette Davis, Joseph Cotten, Agnes Moorehead y Olivia de Havilland. Falleció de un ataque al corazón a la edad de 81 años.

El presente artículo aporta material procedente de una entrada de Wikipedia, publicada en castellano bajo la licencia Creative Commons-Atribución-Compartir Igual 3.0 (CC-BY-SA) o la licencia GFDL.