Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

ATENCIÓN QUEDAN SUSPENDIDOS TODOS LOS ACTOS Y ACTIVIDADES PROGRAMADAS. SE COMUNICARÁ SU REINICIO.

II JORNADAS CULTURALES FLAMENCAS “EL TOTO” DEL ATENEO DE CÓRDOBA.APLAZADAS

Viernes 13 de marzo, las 19:30 horas: Concierto Trío ARCAMO:
Libertad Arce (piano). Juan Carlos Carrillo (flauta). Mariló Moreno (clarinete). Lugar: Real Círculo de la Amistad.APLAZADO

Lunes 16 de marzo, 19:30 horas. Ciclo POETAS EN EL ATENEO: recitará el poeta malagueño José Sarria.
Presenta Manuel Gahete. Sede del Ateneo.APLAZADO

Jueves 19 de marzo. 19:30 en la sede del Ateneo. Conferencia de Pepe Carmona: "Preludios del toque en la Córdoba del siglo XIX".
Al cante: Lucía Leiva. A la guitarra: David Navarro.APLAZADO.

CONVOCADOS LOS PREMIOS LITERARIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

VIII Premio de Relato Rafael Mir.

XXXVI Premio de Poesía Juan Bernier.

Fallo de las Fiambreras de Plata 2019, relación de homenajeados aquí.


¡Ayúdanos! Redacta un buen artículo

Los Pedroches

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
Comarca de Los Pedroches
Paisaje con Belalcázar al fondo.

El Valle de los Pedroches es una comarca ubicada al norte y noreste de la provincia de Córdoba, formando una extensa franja (dirección SE-NO) que limita al sur con Sierra Morena, al este con Jaén y Ciudad Real (Valle de Alcudia), al norte con ésta misma provincia y con la de Badajoz y al oeste con la comarca cordobesa del Valle del Guadiato.

La comarca tiene forma elíptica y con sus 3.500 kilómetros cuadrados constituye la cuarta parte de la superficie provincial. Está rodeada de barreras orográficas con la excepción del ángulo noroeste, por Belalcázar, y es tierra de transición entre Andalucía y Extremadura-Castilla, lo que se refleja en su paisaje y en el carácter de sus habitantes que el padre Ruiz vio “hidalgos y caballeros, como el pueblo castellano; ágiles y alegres, como el andaluz; tenaces y laboriosos, como los extremeños”.

La comarca tiene por eje principal de comunicaciones la carretera C-420, que nace en Cardeña y la atraviesa en dirección sureste-noroeste. Junto a esta carretera transversal se asientan, de este a oeste, Cardeña, Villanueva de Córdoba, Pozoblanco, Alcaracejos, Villanueva del Duque, Fuente la Lancha, Hinojosa del Duque y Belalcázar. Pero hay otro eje de comunicación esencial de sur a norte, que es la carretera C-411 a Almadén, que se cruza con la vía transversal en Alcaracejos y a cuya vera se asientan más arriba El Viso y Santa Eufemia. Las demás poblaciones de esta ruta habrá que buscarlas adentrándose en caminos secundarios.

La mejor forma de subir desde la capital al Valle de los Pedroches es tomando la carretera N-432 de Córdoba a Badajoz, que se abandonará poco antes de Espiel para coger la C-411, que por el leve puerto del Calatraveño, de unos 750 metros de altitud, cuyo nombre ha pasado a la historia de la literatura a través de las célebres serranas del Arcipreste de Hita, y dejando al este la máxima altura serreña -la Chimorra, con 959 metros- nos adentrará en el Valle de los Pedroches, donde, en expresión de Juan Bernier, “parecemos subir a la azotea inmensa de la Sierra y al frescor puro de lo altivo”. Una variante paralela a este acceso podría ser la carretera que enlaza Villaharta con Pozoblanco, a través de un trayecto agreste rico en paisajes.

Juan Ocaña, estudioso de la comarca, le atribuye los primitivos nombres de Osintiadis y Soliensis o Solia, en tiempos de los romanos. Los árabes le llamaron Fash-al-Bollut o valle de las bellotas –por la abundancia de encinas que poblaron y pueblan sus dehesas-, que cambiaría más tarde por el de Valle de los Pedroches, que tomó de la villa matriz de Pedroche, palabra ésta que parece aludir a las piedras de granito, tan abundantes en la comarca, empleadas como elemento básico de la construcción. La arquitectura popular de la zona es sobria y pesada. Las casas son adinteladas, de dos plantas, con gruesos muros, pequeños huecos y rojizas tejas, cuyo elemento básico es el granito de pardas tonalidades –a veces labrado, en casas de más alcurnia- que convive armónicamente con la cal.

La comarca o parte de ella fue conquistada tempranamente por Alfonso VII. Dada su extensión, se disgregó en el condado de Santa Eufemia –que incluía además de esta población las de El Guijo, El Viso y Torrefranca-, el condado de Belalcázar –que comprendía también las actuales Hinojosa, Fuente la Lancha y Villanueva del Duque, y la zona central del Valle, que agrupaba a las llamadas “Siete Villas de los Pedroches”, que eran Pedroche, Torremilano, Torrecampo, Pozoblanco, Villanueva de Córdoba, Alcaracejos y Añora. Torrefranca y Torremilano se unificarían más tarde en un solo municipio, bajo el nombre de Dos Torres.

A pesar del nombre no se trata propiamente de un valle, sino de una penillanura (sobre el llamado batolito de Los Pedroches) bordeada de montañas.

Su economía es fundamentalmente ganadera (vacuno, porcino y ovino).

Los municipios que forman parte de la comarca son:

Véase

Fuente