Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

ATENCIÓN QUEDAN SUSPENDIDOS TODOS LOS ACTOS Y ACTIVIDADES PROGRAMADAS. SE COMUNICARÁ SU REINICIO.

II JORNADAS CULTURALES FLAMENCAS “EL TOTO” DEL ATENEO DE CÓRDOBA.APLAZADAS

Viernes 13 de marzo, las 19:30 horas: Concierto Trío ARCAMO:
Libertad Arce (piano). Juan Carlos Carrillo (flauta). Mariló Moreno (clarinete). Lugar: Real Círculo de la Amistad.APLAZADO

Lunes 16 de marzo, 19:30 horas. Ciclo POETAS EN EL ATENEO: recitará el poeta malagueño José Sarria.
Presenta Manuel Gahete. Sede del Ateneo.APLAZADO

Jueves 19 de marzo. 19:30 en la sede del Ateneo. Conferencia de Pepe Carmona: "Preludios del toque en la Córdoba del siglo XIX".
Al cante: Lucía Leiva. A la guitarra: David Navarro.APLAZADO.

CONVOCADOS LOS PREMIOS LITERARIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

VIII Premio de Relato Rafael Mir.

XXXVI Premio de Poesía Juan Bernier.

Fallo de las Fiambreras de Plata 2019, relación de homenajeados aquí.


¡Ayúdanos! Redacta un buen artículo

Juliano el Apóstata

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
Juliano.jpg

Juliano el Apóstata (Flavio Claudio Juliano) Emperador romano (Constantinopla, 331 - Mesopotamia, 363). Este sobrino de Constantino I el Grande, fue uno de los pocos miembros de su familia que escaparon a la matanza que aquél ordenó en el 337 para eliminar rivales a sus descendientes directos. Pasó su juventud exiliado en Capadocia, donde recibió una cuidada educación en la cultura helenística; tomó contacto con los filósofos griegos de la época y se convirtió al paganismo clásico, si bien hubo de fingir que seguía la religión cristiana oficial en el Imperio. El emperador Constancio II le nombró césar en el 355 y le casó con su hija.

Destinado a la frontera del Rin, luchó eficazmente contra los germanos y reforzó las fortificaciones de la Galia; el prestigio militar que adquirió en aquellas campañas hizo que las tropas, amotinadas contra la orden de trasladarse a Oriente, le proclamaran emperador en Lutecia (París) en el 360. Marchó contra Constancio II, pero no llegó a combatir con él, pues la muerte del emperador en el 361 le franqueó a Juliano la entrada en Constantinopla.

Durante su breve reinado, restableció el paganismo como religión oficial, protegió a los judíos y trató de desmontar la influencia adquirida por los cristianos, aunque sin lanzar persecuciones religiosas (les prohibió ocupar cargos públicos y dedicarse a la enseñanza). Emprendió un programa de reformas tendente a aligerar la burocracia y combatir la corrupción.

Su última acción fue una campaña victoriosa contra los persas, que le llevó hasta el corazón de Mesopotamia (363); sin embargo, cuando se retiraba por falta de víveres, fue herido de muerte en una escaramuza. Le sucedió al frente de las tropas (y también del Imperio, en cuanto Juliano murió) un militar panonio llamado Joviano, que restableció oficialmente el cristianismo, ya muy arraigado entre las masas populares.

Fuente