Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

Nueva Junta Junta Directiva del Ateneo de Córdoba

Programa de la Semana Cultural "Córdoba de Gala"

  • Viernes 30 de septiembre.-
Inauguración de la SEMANA DE GALA por Federico Roca (Presidente del Ateneo de Córdoba) y Francisco Moreno (Presidente de la Fundación Antonio Gala).
Lección magistral EL CANTE EN GALA por Francisco del Cid.
Cerrará el Acto un espectáculo flamenco: al cante, Miguel Ropero, Emi Álvarez y Antonio de Pozoblanco; a la guitarra, Rafael Trenas y Manolo Baena.
Copa de vino, obsequio del Consejo Regulador Montilla-Moriles (Lugar: Fundación Antonio Gala. Horario: 20:00 h.) .

CONVOCADOS LOS PREMIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA
X Premio de Relato Rafael Mir.
XXXVIII Premio de Poesía Juan Bernier.
VIII Premio Agustín Gómez de Flamenco Ateneo de Córdoba.

Fallo de las Fiambreras de Plata 2022, relación de homenajeados aquí.

¡Ayúdanos! Edita en una página

Islam

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar

El Islam (الإسلام significa sometimiento a la Voluntad de Dios) es una de las tres grandes religiones monoteístas, junto con el Judaísmo y el Cristianismo, y la tercera por orden cronológico. A la persona que practica el Islam se la llama musulmán.

Doctrina

Su libro sagrado, el Corán, forma la base de la cultura musulmana.

Cinco son los pilares del islam o faraid, que se consideran fundamentales y son el centro de la vida de la comunidad. La primera obligación es la kalima, la ilaha ila Alá «No hay más Dios que Dios», la profesión de fe o testimonio: No hay más dios que Dios y Mahoma es su enviado. La segunda obligación es el salat, la de las cinco oraciones diarias. El tercer precepto fundamental es el zakat, entregar limosna. El cuarto es el ayuno del mes del Ramadán, y la quinta obligación es la hach, la peregrinación a La Meca. Aunque no es un principio también es obligación de todo musulmán proteger el islam: la yihad.

La ley islámica vienen descrita en la saría. El islam propugna una fe sencilla, sin dogmas complicados para el creyente, así como la oración, el ayuno y la limosna.

Afirma que Alá (Al-lah en árabe) (الله) es el único dios (إله) y Mahoma (محمّد) su profeta.

Historia

El islam es, ante todo, una religión fundada por Mahoma a comienzos del siglo V. La figura de Mahoma es un tanto legendaria y desconocida. Nace en una familia de comerciantes acomodados. Recibe sus primeras revelaciones hacia el 610; hacia el 612 comienza la predicación. Durante los primeros años sólo la mujer de Mahoma, Jadiya, su esclavo Alí Zayd y sus suegros Abú Bakr y Omar, estuvieron al tanto de las revelaciones y le apoyaron. Las gentes a las que predicó Mahoma eran nómadas del desierto, de religión animista y politeístas, entre los que había gran número de santones, magos y profetas. La región es pobre y está un tanto asilada. En el norte predominaban los pueblos nómadas, con fuertes vínculos tribales. La tribu será un elemento fundamental en el mundo islámico. Pero en Arabia también había civilizaciones sedentarias, como la de Saba en el sur de la península, rica, agrícola y sedentaria, aunque en decadencia.

En Arabia y los países limítrofes predominaban los animistas politeístas que creían en la existencia de semidioses y adoraban a la piedra de la Kaaba. La Kaaba, situada en La Meca, era un destino de peregrinación para todos los árabes. También había había cristianos y judíos. Estas influencias se notan en la religión islámica: el cristianismo y el judaísmo constituyen la base moral e ideológica del islam, se les considera religiones hermanas, al ser monoteístas y tener un libro revelado.

La Meca y Medina: la creación de la religión

La Meca era una ciudad comercial dominada por la oligarquía mercantil. Era el lugar en el que vivía Mahoma y donde estaba la Kaaba. Estas circunstancias la convertían en una urbe ideal para comenzar la predicación de la nueva religión. Mahoma participa en la vida política y comercial de la ciudad, aunque la suya no es una de las familias más influyentes.

En el 610 comienzan las revelaciones y las visones proféticas, y en el 612 la predicación en su ciudad. Mahoma predica una fe monoteísta y antiidólatra, lo que entraba en conflicto con los intereses de la oligarquía de La Meca, ya que buena parte de sus ingresos provenían de la peregrinación para ver la Kaaba, donde además estaban reunidos todos los dioses de las tribus del desierto. Esto le creó problemas con la oligarquía, y en el 615, ante la persecución contra sus seguidores, aconsejó a algunos de ellos que se refugiasen en Abisinia, lo que dará origen a las primeras discrepancias. En el 619 muere su tío Abú Talib jefe del clan al que pertenecía Mahoma, con lo que se quedó sin su protección. Fue entonces cuando la persecución contra Mahoma y sus seguidores se hizo más intensa.

Ante el hostigamiento sistemático, Mahoma decidió emigrar a otra ciudad y buscar la protección de las tribus nómadas. Se decidió por, Yatrib, una ciudad agrícola en el centro de Arabia. En Yatrib había dos etnias, judíos y árabes, enfrentadas. Las negociaciones de Mahoma para entrar en la ciudad le dejaron como árbitro y máxima autoridad de la misma. Los árabes constituirían el umma en la que todos debían ser solidarios. La ciudad se llamaría Medina al-Nabí (la ciudad del profeta). Desde el 620, a pesar de las persecuciones, las conversiones aumentaron entre los nómadas beduinos del desierto. En el 622 la situación se hace insostenible para Mahoma, y decide emigrar. Esta emigración se llamará la Hégira y será tomada como el comienzo del calendario musulmán. Medina se convierte rápidamente a la religión que predica Mahoma, ya que la nueva fe les permite superar sus diferencias tribales y actuar solidariamente. En Medina se creó el primer centro de oración propio de la comunidad: la mezquita.

Una vez establecido en Medina, las relaciones con los judíos comenzaron a ser difíciles. Hacia el 624 les expulsa de Medina, establece que se debe rezar mirando a La Meca y que el Corán es la única palabra de Dios.

La falta de recursos de los seguidores de Mahoma les empuja a comenzar una serie de pillajes contra las caravanas que van a La Meca, lo que se ha mitificado como una guerra, al mismo tiempo que Mahoma continúa predicando entre los nómadas beduinos del desierto, donde consigue muchos adeptos.

La Meca ve el peligro que suponen los ataques contra las caravanas, y en el 627 emprende una guerra contra Medina; pero fracasa. A partir de ese momento, los mahometanos comienzan su ofensiva, más organizada. En el 628 deciden hacer una peregrinación a La Meca, pero su oligarquía negocia con Mahoma para que no entre en la ciudad hasta el año siguiente, y sólo durante tres días, y se firma una tregua de 10 años. El éxito de Mahoma provoca que algunos clanes de La Meca se unan a su causa. Su ejército aumenta, y en el 630 conquista La Meca y declara el templo de la Kaaba lugar sagrado. Mahoma destruye todos los ídolos, excepto la Kaaba, Abraham, Jesús y María. El triunfo de Mahoma es completo.

Desde ese año, la religión musulmana comienza a crecer gracias a los nómadas beduinos que la propagan por toda Arabia. El 8 de junio del año 632 muere Mahoma. Poco antes de morir había designado a Abú Bakr para que le sustituyera como guía en la oración del viernes, pero no determinó cómo debía realizarse su sucesión.

Referencias

El material recogido en este artículo procede de una entrada de la Enciclopedia Libre Universal, bajo la licencia GFDL.