Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

Fallo del XXXV Premio de Poesía Juan Bernier.

Fallo de las Fiambreras de Plata 2019, relación de homenajeados aquí.


¡Ayúdanos! Redacta un buen artículo

Ferenc Fricsay

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
Ferenc Fricsay.jpg

Ferenc Fricsay (Budapest, Hungría, 9 de agosto de 1914 - Basilea, Suiza, 20 de febrero de 1963) fue un director de orquesta húngaro, nacionalizado austríaco en el año 1958.

Biografía

Desde muy joven mostró gran talento musical. Ingresó a los seis años en la Academia de música Franz Liszt de Budapest, en donde tuvo como profesores a Béla Bartók, Zoltán Kodály, Ernst von Dohnányi y Leó Weiner. Tuvo una meteórica carrera debutando a los quince años como director de una orquesta militar en Szeged. Poco después, en 1933, reemplazó a su padre al frente de la orquesta militar de la ciudad y fue nombrado director de la orquesta de la Asociación Filarmónica de Szeged y director de la orquesta del Teatro Municipal. Con motivo de la Segunda Guerra Mundial tuvo que huir a Budapest, en donde organizó conciertos en el sótano de la Ópera durante los combates, hasta el año 1944.

Al terminar la guerra, abandonó Hungría, instalándose en Salzburgo, Austria, en donde tuvo la oportunidad fortuita de poder reemplazar a Otto Klemperer en la ópera La Mort de Danton de Frank Martin, el año 1947.

En 1948 debutó en Berlín, dirigiendo la ópera Don Carlos de Verdi. En 1949 inició una relación muy fructifera como primer director musical principal de la Orquesta de la RIAS de Berlín (la orquesta Sinfónica de la Radio Berlín), con la que colaboró estrechamente durante toda su vida.

Durante los años cincuenta dividió su tiempo entre Berlín -en donde también dirigió la orquesta de la Deutsche Oper y la Filarmónica de Berlín-, Múnich -al frente de la orquesta de la Orquesta de la Ópera Estatal de Baviera- y Viena dirigió un amplio repertorio, destacando su pasión por las óperas de Mozart y Verdi. En 1954 fue nombrado director musical de la Orquesta Sinfónica de Houston. A partir de 1958 la enfermedad le obligó a disminuir el ritmo de trabajo, por lo que se concentró en su trabajo al frente de "su orquesta", la Orquesta de la Radio de Berlín (RIAS), de la que resultaron muy numerosas e interesantes grabaciones discográficas que contribuyeron a aumentar significativamente el catálogo de la Deutsche Grammophon. En noviembre de 1961, tres meses después de la construcción del Muro de Berlín, dio su último concierto en Londres con la Orquesta Filarmónica de Londres en el que dirigió la Séptima Sinfonía de Beethoven; poco después cayó enfermo de cáncer, falleciendo en Basilea, el 20 de febrero de 1963, a la edad de 48 años.

Repertorio

Su amplio repertorio incluye desde sinfonías de Haydn a la música contemporánea de su época: Ígor Stravinski, Frank Martin, Karl Amadeus Hartmann… No obstante sus dos compositores preferidos eran sin duda Mozart y Béla Bartók, sobre los que además de dejar grabaciones de referencia, escribió un libro, Über Mozart und Bartók (1962) (Sobre Mozart y Bartók, en aleman). Además sobresalió con sus grabaciones de repertorio de compositoires de Europa oriental como Antonín Dvořák, Liszt y desde luego Zoltán Kodály.

Las grabaciones de Fricsay son muy reconocidas por los aficionados a la música clásica. Anecdóticamente, puede destacarse que los extractos de la Novena Sinfonía de Beethoven incluidos en la banda sonora de la película La naranja mecánica del director de cine norteamericano Stanley Kubrick, gran melómano, corresponden a una grabación de Fricsay.

Como músico excepcional que fue, Fricsay tuvo siempre un extremo cuidado por los más mínimos detalles, ya fuera en la ejecución de partituras de ópera como en música sinfónica. Sus grabaciones reflejan una gran precisión, particularmente sus grabaciones de obras de Mozart, Beethoven y Bartók (por ejemplo, en sus conciertos para piano con Géza Anda o en el Concierto para orquesta).

Para sus grabaciones de obras vocales, prefería rodearse de un equipo de cantantes fieles, que presentaban como características comunes una perfecta técnica vocal y un grado elevado de delicadeza expresiva, a veces en detrimento de un mayor volumen o potencia de emisión. Entre estos cantantes estuvieron Ernst Haefliger, Maria Stader, Dietrich Fischer-Dieskau, Leonie Rysanek e Irmgard Seefried. Colaboró también con preferencia con destacados instrumentistas como Johanna Martzy, Yehudi Menuhin, Annie Fischer o Monique Haas.

El presente artículo aporta material procedente de una entrada de Wikipedia, publicada en castellano bajo la licencia Creative Commons-Atribución-Compartir Igual 3.0 (CC-BY-SA) o la licencia GFDL.