Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

Fallo del XXXV Premio de Poesía Juan Bernier.

Fallo de las Fiambreras de Plata 2019, relación de homenajeados aquí.


¡Ayúdanos! Inserta tus fotos

Columba Domínguez

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
Columba Dominguez.jpg

Columba Domínguez (Guaymas, Sonora; 4 de marzo de 1929) es una destacada actriz que trabajó en la época de oro del cine mexicano. Considerada una de las mejores representantes de la belleza mexicana, es junto a Silvia Pinal, Rosita Quintana, Sara Montiel, Elsa Aguirre y Carmen Montejo una de las ultimas leyendas vivientes de la etapa dorada de la cinematografía mexicana.

Biografía

Columba nació el 4 de marzo de 1929 en Guaymas, Sonora, México,llegando muy joven con su familia a la Ciudad de México, es ahi que fue descubierta por el director Emilio Fernández, quien queda maravillado con su mexicanisima belleza y le da entrada al cine con pequeños personajes en películas como La Perla (1945) y Río Escondido (1947). En 1948 Fernández le da el papel antagónico al de María Félix en la cinta Maclovia (1948) y su actuación y belleza no amilanada por la de “La Doña” es elogiada por la critica y es gracias a esta que Fernández, quien ya vivía un tórrido romance con Columba le confía el papel protagónico de la que se convertiría en su mejor película: Pueblerina (1948), al lado de Roberto Cañedo, gracias a esta película Columba asciende rápidamente al estrellato y se vuelve conocida en todo el mundo al ser presentada en el Festival Internacional de Cine de Karlovy Vary, el mismo año participa en La Malquerida junto a Dolores del Río y Pedro Armendáriz en sustitución de Rita Macedo quien abandonó el proyecto.

Precedida por el éxito de Pueblerina, es contratada en Italia para participar en el filme L'edera (1950) y el mismo año filma Un día de vida, que paso desapercibida en México, pero que se convirtió en un rotundo éxito en la ex Yugoslavia, estrenada en 1952, el literato yugoslavo Aleksandar Vuco declaro que nunca antes una película había provocado tantas lagrimas al publico y según un articulo de Vladimir Lazarević del periódico serbio Politika Ekpres editado en 1997 es la película mas vista en la región de los últimos 50 años, este fervor se renovó en 1997 cuando Columba, que por años siguió recibiendo cartas de admiradores asistió a Belgrado a la exhibición en la Cinética nacional del film, con una recepción en el ministerio de cultura de Serbia y una comida con el príncipe Tomislav Karadjordjevic, Columba fue tratada como si fuera una de las grandes estrellas del país.

Encasillada en papeles autóctonos, Columba terminara por separarse laboralmente de Fernández en la década de 1950, lo que le permitió consolidarse como una primer figura y trabajar bajo las órdenes de otros realizadores, como Julio Bracho, Luis Buñuel, con quien trabajó en El río y la muerte (1955), Fernando Méndez, director de la cinta de culto Ladrón de cadáveres (1957), considerada la mejor película mexicana del genero fantástico, Ismael Rodríguez, quien la llevo a estelarizar dos obras maestras: Los hermanos del hierro (1961) y Animas Trujano (1962) en donde trabajo al lado del actor japonés Toshiro Mifune y Gilberto Martínez Solares. En 1962 participó en El tejedor de milagros, cinta que represento a Latinoamérica en el IX Festival Internacional de Cine de Berlín.

En televisión destaca en el protagónico de La tormenta (1967), su ultima aparición de este rubro fue en Aprendiendo a amar de 1979, siendo una de las pocas estrellas de la época de oro que no dejo la categoría de estelar por pequeños papeles en las telenovelas, proyectos con gran éxito pero de ínfima calidad. En 1982 por problemas financieros tuvo que suspender la película Jacaranda, de la que fue guionista y productora; previamente había dirigido cinco cortometrajes. En 1984 la Asociación Nacional de Actores (ANDA) le hizo entrega de la medalla Virginia Fábregas, por sus más de 25 años de labor artística ininterrumpida. En marzo de 1987 escribió un libro titulado "Emilio, el Indio que amé", dedicado a quien fuera su gran amor y con quien estuvo en sus últimos días, a pesar de tener muchos años separada de el, cuando le preguntaron a Columba la razón de esta entrega después de tantos años de separación dijo: "Le quiero" y no salió de la habitación del hospital hasta que sacaron el cadáver.

Después de su retiro en 1987 la actriz, se dedicó a la danza, la materia humanística, pintura (llegando a exponer en Europa) y piano, además de practicar esgrima y equitación. En 2008, después de más de 20 años de retiro del cine, el director mexicano Roberto Fiesco, la retornó al cine con el cortometraje Paloma, del proyecto "Espiral", de Jorge Pérez Solano, ese mismo año, Domínguez fue homenajeada por el Festival Internacional de Cine de la Frontera, en Ciudad Juárez, en el que se proyectaron algunos de los títulos más representativos en los que participó. En 2010, la actriz hizo participaciones especiales en los filmes: La cebra, película que centra su historia en los tiempos de la Revolución Mexicana y en Borrar la memoria, estrenada en el Festival Internacional de Cine de Morelia.

El presente artículo aporta material procedente de una entrada de Wikipedia, publicada en castellano bajo la licencia Creative Commons-Atribución-Compartir Igual 3.0 (CC-BY-SA) o la licencia GFDL.