Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

Nueva Junta Junta Directiva del Ateneo de Córdoba

Viernes, 10 de junio, 20:00 horas. Entrega de las Fiambreras de Plata 2022. Real Círculo de la Amistad, calle Alfonso XIII, nº 4.

Lunes, 13 de junio, 20:00 horas. Presentación del libro Homenaje al poeta Antonio Flores Herrera. (Varios autores). Presenta José Luis García Clavero. Sede del Ateneo.

CONVOCADOS LOS PREMIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA
X Premio de Relato Rafael Mir.
XXXVIII Premio de Poesía Juan Bernier.
VIII Premio Agustín Gómez de Flamenco Ateneo de Córdoba.

Fallo de las Fiambreras de Plata 2022, relación de homenajeados aquí.

¡Ayúdanos! Inserta tus fotos

Atrápame si puedes

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
Example of Title
Título Atrápame si puedes
IV Muestra de Cine Internacional
IV Muestra de Cine Internacional

Ficha técnica
Dirección Steven Spielberg

Producción Walter F. Parkes
Steven Spielberg

Música John Williams

Reparto Leonardo DiCaprio
Tom Hanks
Christopher Walken
Amy Adams
Martin Sheen

Datos y cifras
País(es) EE.UU.
Año 2002
Género Drama
Duración 141 minutos

Reseña

Atrapame si puedes.jpg

Durante gran parte de los años sesenta, los Estados Unidos parecían vivir en el interior de una burbuja de inocencia y candor. Un uniforme de piloto de la compañía aérea PanAm concitaba la atención unánime de los viandantes. La televisión, omnipresente, impregnaba los hogares de un clima beatífico, afable, y los matrimonios lavaban los platos a dúo, mientras practicaban pasos de baile. Todo esto ocurría, claro está, antes del asesinato de John Fitzgerald Kennedy, y antes de que los primeros ataúdes procedentes de Vietnam ocuparan las portadas de los grandes rotativos. Frank Abagnale, el mayor estafador en la historia reciente de Norteamérica (sin contar a Bush), es por esos años un adolescente más. Escucha música, lee comics con fruición y atiende embobado las historias que le cuenta su padre, sobre todo la del día en que conoció a la que habría de ser su mujer. Pero este cuadro bucólico tiene los días contados. La familia sufre un duro revés cuando el Fisco descubre anomalías en el negocio alumbrado por el patriarca, lo que obliga a mudarse a un exiguo apartamento. Enseguida, la madre recibe las atenciones de un amigo cercano, de posición desahogada, y el divorcio no se hace esperar. Para el joven la noticia supone un mazazo. Toda su estabilidad se viene abajo, y la reacción es una huida hacia delante: se hace pasar por piloto, firma un alud de talones falsos y concita la atención de un sabueso del FBI que convierte la caza del impostor en una cuestión personal.

La anécdota argumental de Atrápame si puedes (Catch Me if You Can), recogida en el libro autobiográfico publicado en 1980 por el propio Abagnale, brinda a Steven Spielberg la posibilidad de reincidir en el terreno de la comedia. Frente al cariz delirante de la menospreciada 1941, el enredo, de un registro más estilizado, se traduce aquí en situaciones que el director maneja con pulso firme, controlado, con la mente puesta en cineastas como Preston Sturges o el propio Lubitsch.

La identidad herida de Frank Abagnale es desde luego la del propio Spielberg, quien contempla al personaje con la calidez del hermano recobrado. Abagnale intenta desesperadamente ser querido, ansía encontrar una réplica de su paraíso perdido; y para ello promueve toda clase de argucias, a cual más ingeniosa. Sus dotes para el fingimiento y la impostura se convierten en una herramienta de supervivencia, no tanto en lo físico como en lo emocional. Leonardo Di Caprio compone un personaje memorable, tan audaz como desvalido. Tom Hanks hace del agente Hanratty un funcionario estricto, que ha encontrado en su trabajo el instrumento idóneo para paliar el vacío propiciado por su fracaso conyugal. La relación que se entabla entre su perseguido y él, de ribetes paterno-filiales, se sustenta en las similitudes que se dan entre ambos. Siempre eminente, Christopher Walken descubre en el progenitor de Abagnale un personaje a la medida de su talento.

Con unos espléndidos títulos de crédito, diseñados según el manual de estilo del gran Saul Bass, Atrápame si puedes se ve con la complacencia de un amable paseo campestre; pero el cuadro que dibuja no es del todo halagüeño. El sueño americano, cuajado de materialismo y apariencias, esconde un arsenal de soledad.

Película reproducida en la IV Muestra de Cine Internacional del año 2004.

Reseña elaborada por el socio de la Sección de Cine del Ateneo de Córdoba Javier Ortega Posadillo.