Ateneo de Córdoba. Calle Ángel Ganivet, número 3 local bajo.

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

II SEMANA LITERARIA (2018) DEL ATENEO DE CÓRDOBA.

Lunes, 12 de noviembre a las 19:30 horas, sede del Ateneo, presentación de los Premios
Juan Bernier (Libro "Ampuesta" de José Luis Molina)
y Rafael Mir de Relato ("Ruiseñores de Fuego" de Fernando Molero).

Miércoles 14, 20:30 horas, sede del Ateneo, presentación del poemario "Jardín de Paracelso" de Alfredo Jurado.

Lunes 19, 19:30 horas en el Círculo de la Amistad, presentación Libro-homenaje a Juana Castro.

Martes 20, 20:00 horas en el Círculo de la Amistad, presentación de la novela "Velas para el dragón rosado" de Miguel Ranchal.

Viaje a Montilla el sábado 10 de noviembre: Precio: 35 € por persona. Se pagará el mismo día.
Incluye: Viaje ida y vuelta, visita guiada museo Santa Clara, visita guiada Lagar y comida.
Fecha límite para apuntarse el 7 de noviembre.

Fallado el VI Premio de Relato Rafael Mir, el ganador ha sido el escritor y profesor cordobés Fernando Molero Campos con la obra titulada: RUISEÑORES DE FUEGO.

FALLADOS LOS PREMIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA:

Fallo XXXIV Premio de Poesía Juan Bernier
Fallo VI Premio de Relato Rafael Mir
Fallo VI Premio Agustín Gómez de Flamenco
Entregadas las Fiambreras de Plata Año 2018
en el Real Círculo de la Amistad.

¡Ayúdanos! Amplía artículos

Alfredo Kindelán Duany

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
Alfredo Kindelan.png

Alfredo Kindelán Duany. Militar y aviador español. Participó en el golpe de Estado contra la II República.

Nació en Santiago de Cuba el 13 de marzo de 1879, hijo del ingeniero militar Ultano Kindelán y Manuela Duany pertenecientes a acomodadas familias cubanas de origen irlandés. Murió en Madrid el 14 de diciembre de 1962.

Su familia, que se había trasladado a España en 1882 por un cambio de destino de su padre, ingeniero militar, perdió toda su fortuna como consecuencia de la guerra con los Estados Unidos en 1898.

Quedó huérfano de padre a los trece años y a los catorce, ingresó como cadete en la Academia de Ingenieros de Guadalajara. Es nombrado teniente en 1899.

Aerostatos y Dirigibles

En los años siguientes además de hacer frente a sus obligaciones familiares, contribuyendo al sostenimiento de la familia y a la educación de sus hermanos, se dedicó a la aeronáutica, tras obtener el título de piloto de globo libre en el Servicio de Aerostación militar en 1901 donde fue el colaborador más próximo al general Vives, realizando numerosas ascensiones en globo y convirtiéndose en el primer piloto español de dirigible, destacando en el campo de la aerostación europea, al obtener el tercer y cuarto puesto en sus dos únicas participaciones en la Copa Gordon Bennett, verdadero campeonato del mundo de aerostación.

Publicó el libro Dirigibles y Aeroplanos en 1910 y La flota aérea española en 1916.

Participó con el ingeniero Torres Quevedo en los trabajos de construcción del primer dirigible semirrígido español, el España.

Aviación Militar

Con la llegada del aeroplano, por encargo del gobierno y junto al general general Vives desarrolla el estudio para la creación de una escuela de pilotos militar que finalmente se establece en Cuatro Vientos y de la que se le encarga la dirección, obteniendo el primer título de piloto militar de aeroplano que en ella se expide.

En 1913 se crea el Servicio Aeronáutico Militar en cuyo seno se le nombra jefe de Aviación, asumiendo el mando de la primera escuadrilla, con la que participa en la guerra de Marruecos.

Destinado de nuevo a la península, en 1921 pone en marcha en Los Alcázares (Murcia) la Escuela de Combate y Bombardeo y en 1925 manda la Escuadra Expedicionaria, comoponente aéreo de la operación del desembarco en Alhucemas.

En 1926, ya general, fue nombrado por Primo de Rivera Director General de Aeronáutica bajo su dirección se realizan los grandes vuelos de la aviación española. Profundamente monárquico, al proclamarse la República pasó a voluntad propia a la reserva y se trasladó a Francia y a Suiza, donde trabaja como ingeniero en la empresa Saurer. Regresa a España en 1934 donde colaboró muy activamente en la preparación de la sublevación del 18 de julio de 1936.

Guerra Civil

Iniciada ésta se hizo cargo de la jefatura de los servicios del aire, que desempeñó durante toda la guerra. Participó en las reuniones de la Junta de Defensa Militar en septiembre de 1936 en las que el general Franco fue designado jefe de los sublevados. Ejerció como jefe del Airedurante la contienda.

Posguerra

Para Ricardo de la Cierva era el candidato ideal para el primer ministerio del Aire ya que como tal había ejercido durante la guerra, pero una vez concluida en lugar de ponerle al frente del nuevo ministerio, Franco le nombra Capitán General de Baleares (1939-1941), donde el notable estratega de la guerra civil se mostraría muy proclive el bando aliado y entraría en el estado mayor de la conspiración monárquica contra Franco en los años venideros.

A pesar de todo recibe el nombramiento de Capitán General de Cataluña (1941-1942). El 13 de diciembre de 1941 la embajada alemana se quejó de que Kindelán hubiese invitado al cónsul inglés a su parco del Liceo de Barcelona. En 1943 fue destinado a la Escuela Superior del Ejército como director de la misma y se le nombró académico de número de la Academia de la Historia, aunque no se le permitió tomar posesión del cargo debido a su enfrentamiento con Franco y sobre todo con el entorno del cuñado de este, Serrano Súñer que ejercía una notable influencia en el gobierno y de marcada tendencia germanófila.

Tras la guerra evolucionó hacia posturas monárquicas, siendo desterrado a Canarias por su enfrentamiento con Franco. En 1944 es rehabilitado con motivo de la designación de Juan Carlos de Borbón como heredero. Es entonces cuando desde el régimen se le reconocen los méritos, permitiéndole tomar posesión de su puesto en la Academia de Historia, concediéndole la Medalla Aérea, y el título de marqués de Kindelán, que solo acepta con la aprobación de Juan de Borbón. Pasó a la reserva en 1949.

Según Paul Preston Kindelán era un monárquico conservador y, probablemente, la más persistente e irritante espina en el costado del general Franco. Sin embargo, no estaba dispuesto a proceder más allá de las críticas verbales.

Obra escrita

  • Dirigibles y Aeroplanos, 1910
  • La flota aérea española, 1916.
  • Mis cuadernos de guerra (1936-1939)
  • Plus Ultra, Madrid, 1945

Bibliografía

  • La verdad de mis relaciones con Franco. Barcelona, 1981
El presente artículo aporta material procedente de una entrada de Wikipedia, publicada en castellano bajo la licencia Creative Commons-Atribución-Compartir Igual 3.0 (CC-BY-SA) o la licencia GFDL.