Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

Martes 25, 19:30 horas, recital poético es de Balbina Prior.Sede el Ateneo

Abierta la convocatoria para presentar candidaturas a las Fiambreras de Plata 2020. El plazo finaliza el 28 de febrero.

VII Premio Agustín Gómez de Flamenco Ateneo de Córdoba.

Fallo del XXXV Premio de Poesía Juan Bernier.

Fallo del VII Premio de Relato Rafael Mir.

Fallo de las Fiambreras de Plata 2019, relación de homenajeados aquí.


¡Ayúdanos! Envíanos tus imágenes

Álvaro Mutis Jaramillo

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar

Álvaro Mutis Jaramillo (Bogotá (Colombia), 25 de agosto de 1923 - Ciudad de México, 22 de septiembre de 2013). Fue un escritor y poeta colombiano, uno de los grandes creadores hispanoamericanos contemporáneos. A lo largo de su carrera literaria ha recibido, entre otros, Premio Xavier Villaurrutia en 1988, Premio Príncipe de Asturias de las Letras en 1997, Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana en 1997 y el Premio Cervantes en 2001.

Biografía

Nació el dia de Luis IX de Francia del quien el autor dice "No descarto la influencia de mi santo patrono en mi devoción por la monarquía", hijo del diplomático colombiano Santiago Mutis Dávila y de Carolina Jaramillo. En 1925 a causa de la profesión de su padre, viaja con su familia a Bélgica, país al que llega con apenas 2 años de edad. Hizo sus primeros estudios en Bruselas. Regreso a Colombia primero por períodos que, fueron los de vacaciones y, luego, se extendieron más y más, vivío en una finca de café y caña de azúcar que había fundado su abuelo materno. Se llama "Coello" y se encuentra en las estribaciones de la Cordillera Central. De quien el autor dice: "Todo lo que he escrito está destinado a celebrar, a perpetuar ese rincón de la tierra caliente del que emana la substancia misma de mis sueños, mis nostalgias, mis terrores y mis dichas. No hay una sola línea de mi obra que no esté referida, en forma secreta o explícita, al mundo sin límites que es para mí ese rincón de la región de Tolima, en Colombia".

En Bélgica residirá hasta los nueve, fecha en la que su progenitor fallece repentinamente a los 33 años. En Bruselas están los mejores recuerdos de su padre; "de él heredé, entre otras cosas, el gusto por los buenos vinos y la buena cocina, por la tertulia y los buenos libros, y también su admiración por Napoleón", afirma el poeta y narrador colombiano. La muerte de su padre provocara que su madre decidiera abandonar Europa y regresar a Colombia para dedicarse a la hacienda "Coello".

Salir de Europa fue para Mutis una gran pérdida. Europa era, en aquellos años, su mundo, mientras que Colombia era sólo un lugar donde pasar vacaciones de donde siempre se regresaba. Su fascinación por el mar, los barcos y el viaje tiene origen en esos desplazamientos de Europa a Colombia, realizados en pequeños barcos mitad de carga y mitad de pasajeros.

Tras abandonar sus estudios en Bruselas en el Colegio jesuita de Saint-Michel. Hizo su último intento para lograr el diploma de Bachiller, y se matriculo en el Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario, en Bogotá. Su profesor de Literatura Española fue el notable poeta colombiano Eduardo Carranza. Las clases de Carranza dice el poeta "son para mí una inolvidable y fervorosa iniciación a la poesía". El billar y la poesía pudieron más y nunca alcanzo el título.

En 1941 contrae matrimonio con Mireya Durán Solano, con quien tendrá tres hijos: María Cristina, Santiago y Jorge Manuel.

En 1942 comenzó a trabajar de periodista en la emisora de radio Nuevo Mundo, donde reemplaza a Eduardo Zalamea Borda.

En 1954 se casa con María Luz Montané. De esta unión nacerá su hija María Teresa

Después de ser relacionista público de Esso, Standard Oil, Panamerican y Columbia Pictures, entre otras, se inició en el mundo de la poesía en 1948. Anteriormente había publicado sus poemas en el periódico El Espectador.

En 1953 publica Los elementos del desastre, un poemario donde aparece por primera vez su emblemático personaje Maqroll el Gaviero, uno de los grandes hitos de la literatura en lengua española de este siglo.

Una pieza de hotel ocupada por distracción o prisa, cuán pronto nos revela sus proféticos tesoros. El arrogante granadero, “bersagliere” funambulesco, el rey muerto por los terroristas, cuyo cadáver des-pernancado en el coche, se mancha precipitadamente de sangre, el desnudo tentador de senos argivos y caderas 1900, la libreta de apuntes y los dibujos obscenos que olvidara un agente viajero. Una pieza de hotel en tierras de calor y vegetales de tierno tronco y hojas de plateada pelusa, esconde su cosecha siempre renovada tras el pálido orín de las ventanas.
Fragmento de Los elementos del desastre''

Debido al manejo caprichoso de unos dineros de la multinacional Esso, en la que era jefe de relaciones públicas, dinero que asignaban a obras de caridad, y que Mutis usó como si fuera suyo en quijotadas culturales, no siempre con base en una necesidad real, fue demandado por la compañía. Ante esta situación, su hermano Leopoldo, Casimiro Eiger y Álvaro Castaño Castillo, le arreglan un viaje de emergencia hacia México, país que desde entonces es su lugar de residencia.

En 1956 se estableció en Ciudad de México, llego con dos cartas de recomendación: una dirigida a Luis Buñuel y otra a Luis de Llano; gracias a éstas, consiguió trabajo como ejecutivo de una empresa de publicidad, y luego fue promotor de producción y vendedor de publicidad para televisión, y conoció en el medio intelectual mexicano a los que han sido sus amigos en ese país: Octavio Paz, Carlos Fuentes y Luis Buñuel, entre otros.

A los tres años de su llegada a México, Mutis es detenido por la Interpol e internado en la cárcel preventiva de Lecumberri, más conocida como "El palacio negro", durante 15 meses. Su experiencia en la cárcel cambió del todo su visión del dolor y el sufrimiento humanos.

Hacia 1960 inicia un viraje hacia la prosa con Diario de Lecumberri, escrito en la cárcel mexicana.

En 1966 contrae matrimonio con Carmen Miracle Feliú.

El primer reconocimiento importante a la obra de Álvaro Mutis, fue en 1974, con el Premio Nacional de Letras de Colombia.

Se inició en la novela en 1978, pero hasta 1986, con la publicación de la primera novela alrededor de Maqroll el Gaviero, no fue reconocido popularmente. A partir de aquel momento comenzó a recibir reconocimiento en forma de premios importantes. Uno de sus contemporáneos escribió: "La saga novelesca de Maqroll el Gaviero es, sin duda, por su emocionante despliegue narrativo, su profundidad terrible, su construcción de gran artesanado, su poesía constante y su delicadeza, una obra mayor de la escritura en nuestra lengua."

En 1988 cumple el tiempo para el retiro y se dedica completamente a leer y a escribir. Aparece en España su novela "Ilona llega con la lluvia", publicada por Mondadori.

En 1989 México le otorgan el Premio Xavier Villaurrutia y lo condecora con el Orden del Águila Azteca. Mondadori de España publica su novela "Un bel morir" y Arango Editores publica "La última escala del Tramp Steamer". Francia le otorga el Médicis Étranger por sus novelas "La nieve del Almirante" e "Ilona llega con la lluvia". El Gobierno francés le concede la Orden de las Artes y las Letras en el grado de Caballero.

En 1990, "Amirbar" es editada en España y Colombia simultáneamente. Italia le otorga el premio Nonino al mejor libro extranjero publicado en ese país. Termina "Abdul Bashur, soñador de navíos".

En el 2000 la editorial Alfaguara decide agrupar en un volumen sus novelas de Maqroll el Gaviero bajo el título "Empresas y tribulaciones de Maqroll el Gaviero", que salió ese mismo año.

En 2001 recibe el Premio Cervantes, el galardón más importante de las letras hispanas.

Recibió la influencia de Octavio Paz, Pablo Neruda, Saint-John Perse y Walt Whitman. Mutis tiene un punto de vista de la vida fascinante y a la vez controvertido: Por ejemplo, piensa que la humanidad sufrió un tremendo retroceso cuando terminó la autoridad de los reyes para ser reemplazada por la voluntad popular. Muy ligado a la industria del cine, ha sido agente en Latinoamérica de varias productoras y, como dato curioso, su maravillosa voz lo llevó a ser el narrador en español de la serie "Los Intocables", una de las interpretaciones más recordadas de la pantalla chica, aunque no venía acompañada de la imagen del personaje.

Gran amigo de Octavio Paz y de Gabriel García Márquez; de este último es el primer lector de sus borradores además publicó su primer libro de poemas con Jorge Gaitan Duran

Obra publicada

Poesía

  • La Balanza, Talleres Prag, Bogotá, 1948 (en colaboración con Carlos Patiño Roselli)
  • Los elementos del desastre, Losada, Buenos Aires, 1953
  • Reseñas de los hospitales de Ultramar, Separata revista "Mito", Bogotá, 1955
  • Los trabajos perdidos, Era, Ciudad de México, 1965
  • Summa de Maqroll el Gaviero, Barral Editores, Barcelona, 1973
  • Caravansary, FCE, Ciudad de México, 1981
  • Los emisarios, FCE, Ciudad de México, 1984
  • Crónica regia y alabanza del reino, Cátedra, Madrid, 1985
  • Un homenaje y siete nocturnos, El Equilibrista, Ciudad de México, 1986

Narrativa

  • Diario de Lecumberri, Universidad Veracruzana, 1960
  • La mansión de Araucaíma, Sudamericana, 1973
  • La Nieve del Almirante 1986
  • La verdadera historia del flautista de Hammelin, Ediciones Penélope, 1982
  • Ilona llega con la lluvia, Oveja Negra, 1987
  • Un bel morir, Oveja Negra; Mondadori, 1989
  • La última escala del Tramp Steamer, El Equilibrista, Ciudad de México, 1989
  • La muerte del estratega, FCE, Ciudad de México, 1990
  • Amirbar, Norma; Siruela, 1990
  • Abdul Bashur, soñador de navíos, Norma; Siruela, 1991
  • Tríptico de mar y tierra, Norma, 1993
  • Soñador de navíos, Norma, 1986
  • Empresas y tribulaciones de Maqroll el Gaviero fue publicado por Alfaguara en 1995. Las siete novelas incluidas en este volumen son: La nieve del almirante (1986); Ilona llega con la lluvia (1988); Un bel morir (1989); La última escala del tramp steamer (1992); Amirbar (1990); Abdul Bashur, soñador de navíos (1986); Tríptico de mar y tierra (1993).

Ensayo

  • Contextos para Maqroll, Igitur-Cilcultura, 1997
  • De lecturas y algo del mundo, Seix Barral, 1999
  • Caminos y encuentros de Maqroll el Gaviero, Editorial Áltera, 2001

Antologías

  • Poesía y prosa, Instituto colombiano de Cultura, 1982
  • Antología poética, selección y notas de José Balza, Monte Avíla
  • Summa de Maqroll el Gaviero. Poesía 1948-1988, Visor, 1992
  • Poesía completa, Editorial Arango, 1993
  • Summa de Maqroll el Gaviero. Poesía 1948-1997, Ediciones Universidad de Salamanca-Patrimonio Nacional, 1997
  • Antología, selección de Enrique Turpin, Plaza y Janés, 2000
  • Empresas y tribulaciones de Maqroll el Gaviero, Siruela, 1993 (2 volúmenes)
  • La voz de Álvaro Mutis , edición de Diego Valverde Villena, Poesía en la Residencia, Residencia de Estudiantes, Madrid, 2001.

Reconocimientos

  • Premio Nacional de Letras de Colombia, 1974
  • Premio Nacional de Poesía de Colombia, 1983
  • Premio de la Crítica Los Abriles, 1985
  • Comendador de la Orden del Águila Azteca México, 1988
  • Premio Xavier Villaurrutia México, 1988 por Ilona llega con la lluvia.
  • Doctor Honoris Causa por la Universidad del Valle en Colombia, 1988
  • Premio Juchimán de Plata en México, 1988
  • Orden de las Artes y las Letras, del Gobierno de Francia, en el grado de Caballero, 1989
  • Premio Médicis Étranger de Francia, 1989
  • Premio Nonino de Italia, 1990
  • X Premio del Instituto Italo-Latinoamericano de Roma, 1992
  • Orden al Mérito de Francia, 1993
  • Premio Roger Caillois de Francia, 1993
  • Gran Cruz de la Orden de Boyacá de Colombia, 1993
  • Gran Cruz de la Orden de Alfonso X el Sabio de España, 1996
  • Premio Grinzane-Cavour de Italia, 1997
  • Premio Príncipe de Asturias de las Letras de España, 1997.
  • Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana de España, 1997
  • Premio Rossone d'Oro de Italia, 1997
  • Premio Ciudad de Trieste de Poesía de Italia, 2000
  • Premio Cervantes de España, 2001.

Se ha dicho

Gabriel García Márquez:

Ocho libros en seis años. Basta leer una sola página de cualquiera de ellos para entenderlo todo. La obra completa de Álvaro, su vida misma, son las de un vidente que sabe a ciencia cierta que nunca volveremos a encontrar el paraíso perdido. Es decir, Maqroll no es sólo él, que como con tanta facilidad se dice. Maqroll somos todos, y por eso no puede morir.

Mario Benedetti:

Mutis inventa a Maqroll el Gaviero como García Márquez a Macondo, Onetti a Santa María, Rulfo a Comala. Maqroll es también una región de lo imaginario, aunque creada mediante un habilísimo montaje de pequeñas y grandes realidades.

Octavio Paz:

Mutis es un poeta de la estirpe más rara en español: rico sin ostentación y sin despilfarro. Necesidad de decirlo todo y conciencia de que nada se dice. Amor por la palabra, desesperación ante la palabra, odio a la palabra: extremos del poeta. Gusto del lujo y gusto por lo esencial, pasiones contradictorias pero que no se excluyen y a las que todo poeta debe sus mejores poemas. Lujo y, ya se sabe, "orden y belleza", es decir, economía en la expresión.

Ricardo Cano Gaviria:

Imaginemos por un momento, en una especie de "composición de lugar", lo que se presentaría a nuestros ojos ante una hipotética trasposición pictórica del taller de Mutis: primero veríamos los cuadros más llamativos, aquellos en los que resuena la grandeza de los mares y los continentes, incluídos los trópicos, por los que el desesperanzado Maqroll ha paseado su infinita capacidad de sobreponerse a la adversidad, luego veríamos, en una pared aparte, a "Europa iluminada", con sus capitales -Marsella, Barcelona, París, las ciudades de Maqroll, tan distintas de las de Barnabooth- "brillando en la noche" para decirlo no obstante con las palabras de uno de los poemas del personaje de Valéry Larbaud, y finalmente, unas figuras que ejercen ya como dioses tutelares, ya como dioses psicopompos, en ese mundo animado por un secreto politeísmo: Cervantes, Dickens, Pushkin, Dostoievski, Conrad, Baudelaire, Rimbaud, Proust, Valéry Larbaud, Pessoa, Borges...

Elena Poniatowska:

Las risas se oyen hasta el paseo de la Reforma. Álvaro Mutis, el poeta colombiano, hace su célebre imitación de Pablo Neruda. Recién llegado de Colombia, todos lo han recibido como al Mesías. Es el salvador de las fiestas. Baile que te baile, de coctel en coctel, seduce a la duquesa de Altamira, a la marquesa de Villamarcilla... Así como fluye el champaña, fluyen las historias de Álvaro Mutis y sus carcajadas que levantan cualquier reunión como las burbujas al champaña. Junto a él nada es plano; y nada le gusta tanto a una mujer como sentirse espuma. Mutis cuenta chistes, está al corriente tanto de los últimos movimientos literarios como de las tendencias pictóricas más modernas. Habla de Goethe, de Brigitte Bardot y de las misas negras. Y sobre todo se ríe de oreja a oreja, hasta quedar exhausto. Declama en francés y dice adivinanzas en slang. Tiene una reserva de viajes verdaderamente inagotable. A los europeos les habla de Siam, a los suramericanos de Europa y a los "debutantes" les relata aventuras soñadas en la corte de Luis XIV. Fiel lector de extrañas revistas (el Crapouillot, que cuenta entre sus números uno dedicado a "L'érotisme chez les papes" o algo así como "El erotismo en las comunidades coptas del siglo XVI"), posee lujosísimas y muy raras ediciones limitadas. Con Octavio Paz se pasa conversando la noche entera acerca de las relaciones entre la mística y el porvenir del hombre. También a Paz lo seduce. No dejará de hacerlo jamás. Tiene con qué. Cosmopolita, viajado, culto, sensible, bondadoso, mundano, encantador, es el rey. Nada se le atora. Su charme derrite. Álvaro Mutis parte plaza. Cruza los salones con la gallardía que lo caracteriza y sus dientes son rompevientos, rompeolas, rompelabios y, claro, rompecorazones...

Curiosidades

Nunca ha participado en política, no ha votado jamás y el último hecho que en verdad le preocupa en el campo de la política y que le concierne y atañe en forma plena y sincera, es la caída de Constantinopla en manos de los turcos el 29 de mayo de 1453. Sin dejar de reconocer que no se repone todavía del viaje a Canossa del emperador sálico Enrique IV, en enero del año 1077, para rendir pleitesía al soberbio pontífice Gregorio VII. Viaje de tan funestas consecuencias para el Occidente Cristiano. Por ende dice ser "gibelino, monárquico y legitimista"

Un antepasado ilustre

Álvaro Mutis desciende de una familia gaditana, y uno de sus antepasados, José Celestino Mutis, fue un famoso botánico que en 1783 encabezó una expedición botánica a la Nueva Granada y consiguió clasificar, con la ayuda de los indígenas, miles de plantas de la zona ecuatorial. Su hermano Manuel es el padre del tatarabuelo del escritor, que curiosamente ha dejado para la literatura latinoamericana algunas de las mejores páginas sobre la selva.

La publicidad

Entre los múltiples oficios con los que Mutis se ganó la vida (locutor de radio, jefe de relaciones públicas y distribuidor de películas de la 20th Century Fox en América Latina, empleado de una compañía de seguros, de Columbia Pictures y de Esso) el más curioso es sin duda su colaboración para una agencia de publicidad. Nadie sabe muy bien cuál fue la impronta que dejó Mutis en el mundo de los anuncios publicitarios. Algunos dicen que Coca-Cola le debe uno de sus mejores slogans. Otros juran que dedicó un bello poema al vino, recitado con atuendo de Baco desde un paisaje de vides. Igualmente es poco conocida su participación en la industria de doblaje en México. Prestó su voz como el narrador de la famosa serie de TV, Los Intocables e hizo innumerables traducciones-adaptaciones de libretos para doblaje.

El regalo para "Gabo"

En la dedicatoria de su novela El general en su laberinto, Gabriel García Márquez desliza una frase que ha dado lugar a numerosas especulaciones: "Para Álvaro Mutis, que me regaló la idea de escribir este libro". Luego, en sus "gratitudes", el Nobel colombiano llama la atención sobre un relato de su amigo, "El último rostro", que cuenta un episodio de los últimos meses de la vida de Simón Bolívar, a partir del hallazgo de unos manuscritos perdidos, escritos por un coronel polaco de apellido Napierski, quien, en Cartagena, conoce a Simon Bolívar y pasa algunos días a su lado. La figura de Napierski, puro invento de Mutis, la objetiva [`Gabriel García Márquez|García Márquez]] al utilizarla -irónicamente y muy a su manera- como fuente histórica en su novela.

Mutis mismo ha declarado que "El último rostro" es lo que quedó de una obra mucho mayor, quemada porque le pareció demasiado "de tesis". Al contárselo a su amigo, éste le sugirió intentar escribirla. "Y yo le contesté, me parece muy bien, nadie lo hará mejor. Aquí está toda la documentación, y le di los libros que yo había leído, la correspondencia de Simon Bolívar, en fin, una serie de documentos históricos esenciales, y se lo llevó todo, y se marchó de mi casa diciendo "Ya sabrás de mí". Cuando terminó la novela me la dio, porque siempre me muestra sus originales antes que a nadie y me dijo, "A ver, ¿va a quemar esta también? Y allí estaba el Simon Bolívar que debía haber escrito yo. Pero lo escribió él. Perfecto." La visita a Hernán Cortés

No es un secreto la devoción de Mutis por la Monarquía Española. Pero tal vez sea menos conocido el hecho de que durante la visita del Príncipe de Asturias a México, el escritor colombiano tuvo la oportunidad de servirle de guía en una visita a la tumba de Hernán Cortés, que está escondida detrás del altar mayor de la pequeña Iglesia que el conquistador fundó junto con el Hospital de Jesús. Aunque el equipo de seguridad y algunos funcionarios se opusieron, el Príncipe insistió en ir a pie desde el Zócalo de la Catedral mexicana, que está a dos o tres calles. Cuentan que al llegar un despistado sacerdote de cierta edad les dijo: "Aquí no pueden entrar turistas". Con la mayor de sus sonrisas, Mutis soltó una frase que todavía lo divierte: "Es que no se trata de turistas, dijo. Es S.A.R. el Príncipe de Asturias".

Enlaces externos

Video

El presente artículo aporta material procedente de una entrada de Wikipedia, publicada en castellano bajo la licencia Creative Commons-Atribución-Compartir Igual 3.0 (CC-BY-SA) o la licencia GFDL.